El maestro inesperado: Turbopolsa

El sueco pudo desaparecer de la escena competitiva si no llega a ser por un golpe de mala suerte en otra persona

Fotografía: 

No todos los héroes son ángeles de la caridad, personas humildes que ponen una buena cara mientras consiguen, con trabajo, ganar un título. Tampoco todos los buenos jugadores se callan para sí mismos lo que piensan y ponen a todos sus rivales al mismo nivel. Pero seamos honestos: es complicado encontrar a alguien ser el mejor en lo que hace y que no intente ser un modelo de conducta.

Por eso Pierre ‘Turbopolsa‘ Silfver es diferente al resto. No solo es el mejor jugador del mundo en Rocket League. Es una figura, una personalidad. Quizás su retórica no sea la mejor, eso también es cierto. Pero tiene carácter, sabe cuándo generar expectación y cuándo ha de ser justo. Turbopolsa es un tipo duro, aunque su apariencia no lo parezca. Turbopolsa además cumple su palabra: si dice que te va a aplastar, lo hará.

Desconocido excepto en su casa

Turbopolsa en una barandilla

Bueno, aquí también lo conocen. Fotografía: Psyonix

La historia de Turbopolsa es de superación. Estamos cansados de leer siempre lo mismo: empieza siendo un chico que juega para pasarlo bien, le dan una oportunidad, piensa que puede ser mejor y trabaja duro hasta llegar a ser campeón del mundo. ¡Ja! Espera, que hay mucho más. Sí, es una narrativa de superación. Pero no de la manera en la que estamos acostumbrados. Tampoco es redención. La historia de Turbopolsa es única.

Turbopolsa siempre ha estado alrededor de la figura de Linus ‘al0t‘ Möllergren. Sus carreras son paralelas, aun en equipos diferentes ambos han mantenido momentos malos y buenos en situaciones semejantes. El dúo sueco comenzó junto a Martin ‘Sniperkid138‘ Wiulsrød en el equipo llamado KaPow. Los escandinavos eran inexpertos, dubitativos y poco agresivos.

Desde Åkersberga, un pueblo a escasos kilómetros entre mar y tierra de Estocolmo, Turbopolsa no conseguía resultados. Sí, podía quedar en alguna que otra buena posición en las Gfinity semanales, pero desde finales de 2015 hasta mayo de 2016 la escena todavía estaba verde. Si bien en Norteamérica se generaban las primeras masas de aficionados, a aquella pequeña villa escandinava todavía no había llegado la ambición que vendría después.

Turbopolsa es vago. Relativamente vago. Tanto que él mismo admite que le gusta ser portero en el floorball, un deporte semejante al hockey y muy popular en Suecia, porque va con su carácter inmovilista. Pero eso no evita que tuviera talento. Mock-It Esports EU se fijó en él y en tres meses creció el gusanillo. Él ya amaba el juego como lo había hecho con FIFA, pero hasta que entró en su primera LAN no se lo tomó en serio.

En tres meses, pasó de estar en su casa a la fase final de la primera edición. En el clasificatorio europeo pudieron llegar como terceros, pero el equipo se desinfló muchísimo en tierras americanas. Primero en primera ronda contra Exodus, el equipo capitaneado por Garrett ‘GarrettG‘ Gordon, y luego contra Genesis en el bracket de perdedores, Turbopolsa volvió rapidamente a Suecia. De hecho, el siguiente día al torneo ya tenía claro que no quería seguir en Mock-It.

Un camino entre el desierto

Turbopolsa mira fuera de plano

No ha sido fácil llegar tan lejos después de un inicio complicado. Fotografía: Psyonix

Turbopolsa no es un ejemplo de lealtad. A pesar de su amistad con Al0t, el jugador ha vivido mucho de ir saltando de un lado a otro. Con el sueco volvió a intentarlo en la segunda temporada bajo el nombre de OhMyDog, pero ni siquiera se clasificarían para los mundiales al no entrar en playoffs de la Rocket League Championship Series. Esto sucedió entre agosto y noviembre de 2016.

Turbopolsa pensaba que llegarían lejos pero esta derrota le cambió mucho la perspectiva. Separaron sus caminos una vez más y aquí comienza una de las épocas más extrañas de su carrera, la más curiosa también. Turbopolsa no tenía claro si tenía nivel. Todo el mundo lo criticaba. No entró en ningún equipo de la RLCS para la siguiente edición y muchos ya pensaban que su carrera se finalizaría ahí.

Pero si una cosa tiene Turbopolsa es orgullo. Orgullo de callar bocas. De dejar a todo el mundo en una humillación colectiva. En esa época de principios de 2017, Turbopolsa fue sustituto para muchos equipos. En todas las Gfinity hacía un buen papel y se hizo amigo de muchos jugadores. Se ganó una fama. Desde Courant ‘Kaydop‘ Alexandre hasta Jacob ‘Jacob‘ McDowell, todos cambiaron su perspectiva sobre el sueco.

Todo esto detrás de los focos, porque para la mayoría de los aficionados lo que no fuera la RLCS no era visible. Pero siempre que Turbopolsa entraba en un equipo de sustituto, esa organización lo hacía bien. Ocurrió una contradicción extraña: el público lo había ignorado pero los mejores jugadores lo estimaban. De ahí que llegando el verano incluso muchos jugadores decían que era el mejor individualmente.

Un rayo de luz sorprendió a Turbopolsa. Se acercaba el mundial de la tercera temporada y Northern Gaming tuvo un percance de última hora. Nicolai ‘Maestro‘ Bang, pieza clave para el equipo, no podía acudir a la fase final internacional debido a sus exámenes en Dinamarca. El equipo estaba hundido pero decidieron llamar a nuestro protagonista, Pierre, para intentar hacerlo de la mejor posible.

Sucedió lo inexplicable. Aunque estaban teniendo buenos resultados en los entrenamientos, no esperaban un buen resultado. Al fin y al cabo llevaban un sustituto a un mundial. Pero la motivación inherente convirtió a Turbopolsa en el jugador más trabajador del equipo. En sus propias palabras: “Practicar, practicar y practicar: el secreto para ser campeón“.

El jugador vago se apoyó muy bien en sus compañeros y dieron la sorpresa. Perdieron en primera instancia contra el titán americano, NRG Esports, y daban por perdido el torneo. Pero desde el bracket de perdedores Northern Gaming superó todas las expectativas y se alzó con el título.

Con todo, más allá del título Turbopolsa estaba contento por haber callado a todos los aficionados. La gente se mofaba de su nombre e infravaloraba al equipo. En la final, contra su antiguo equipo de Mock-It Esports, Turbopolsa fue el asistente del gol que dio la victoria. Delante estaba también David ‘Mitztik‘ Lawrie, jugador que fue reemplazado por Pierre en el Mock-It esports del pasado y que también había formado parte de Northern.

Los mejores aparecen cuando realmente importa

Turbopolsa celebra com Remkoe el título de RLCS Season 3

Además de ser extremadamente talentoso, Turbopolsa es un jugador de equipo. Fotografía: Psyonix

Con el campeonato del mundo en su haber, Turbopolsa necesitaba estabilidad de una vez por todas. Kaydop, antiguo compañero suyo en la época de las sustituciones, formó con él y Jos ‘ViolentPanda‘ van Meurs un superequipo en potencia: Gale Force eSports. En la primera Dreamhack Summer de Rocket League disputada en su país natal se quedaron a las puertas del título al perder contra Flipsid3 Tactics en la final.

Lo mismo sucedió en Dreamhack Atlanta, donde en esta ocasión fue The Muffin Men quien se llevó el título. Los jóvenes americanos que pasarían a ser Cloud9 sorprendieron a todo el mundo y eso generó un paralelismo con la historia de Turbopolsa. El sueco no se iba a rendir tan pronto. Incluso después, en el mundial de cuarta temporada, comentó que fue una pena no encontrarse a Cloud9, “pero las cosas han cambiado“.

Para Turbopolsa es fundamental disfrutar del juego. “Si no te diviertes, no jugarás bien“, asegura Pierre. Por eso, de camino al mundial de la cuarta temporada, Gale Force eSports empezó a jugar cada vez mejor y mostrar una cara más alegre. PSG eSports se había mostrado dominador en la fase regular, pero en los playoffs Gale Force eSports arrasó con los tres líderes occidentales: Flipsid3 Tactics, PSG eSports y Method. De hecho, a los primeros los dejó fuera de un mundial por primera vez en su historia.

Justo antes de la ansiada competición hubo un torneo llamado Northern Arena: Rocket League Invitational con ocho grandes equipos entre Europa y Norteamérica. Gale Force eSports fracasó estrepitosamente contra PSG eSports y Ghost Gaming, lo que hizo pensar que iban más débiles de lo que parecía. Cuando empezó el mundial y ganaron a G2 Esports, la venganza de Turbopolsa se empezó a gestionar: “Vamos a aplastar a Ghost“.

Y así lo hicieron. Northern Arena sirvió de poco para Ghost, porque a la hora de la verdad Gale Force eSports acabó rápido con ellos en semifinales con un 3 a 0. Contundente. Turbopolsa no se anda con rodeos: 6 hat-tricks y el mayor porcentaje de acierto en el disparo en tierras europeas lo avalaron.

Después de ser segundón en Dreamhack en dos ocasiones y fallar en Northern Arena, el número dos solo tuvo algo que decir una vez más. Turbopolsa fue el héroe de Gale Force eSports, por momentos parecía como si ganase él solo. ViolentPanda era el jugador habilidoso en general, pero no estaba tan acertado y el sueco marcaba todos los goles. Contra Method no hubo color: Turbopolsa se coronó bicampeón de forma consecutivo, el único jugador en la historia de Rocket League.

En el otro lado estaba Al0t, su viejo compañero de filas. Con el que empezó y contra el que consiguió su segundo título. Ambos empezaron como jugadores muy mediocres pero fueron creciendo y al final se encontraron en Washington entre los dos mejores equipos del mundo. Tuvo que ganar uno, pero en algún momento será Al0t el que se alce.

Turbopolsa puede ser prepotente y egocéntrico, pero es justo. Y eso lo demostró en cuanto le quisieron dar el premio al jugador más valorado de la final en el propio escenario. Pierre pensaba que el título no lo merecía y él mismo lo cogió y se lo dio a su compañero, Kaydop. Dicen que las grandes leyendas hacen mejores a sus compañeros.

Que la cuenten y que la sigan contando

Turbopolsa mira al infinito

Es una pena que todavía no haya una base periodística sólida en inglés sobre Rocket League. Fotografía: Psyonix

Tras una semana de la gran final, es complicado ver cómo se deparará el futuro. Nombres como Cameron ‘Kronovi‘ Bills se han hecho un hueco en la historia, pero Rocket League sigue necesitando estrellas que seguir. El videojuego tiene todos los aspectos necesarios para brillar más: infraestructura, espectacularidad y sencillez. Pero necesita más narrativas.

Turbopolsa es una de ellas. No solo es cuestión de tiempo: para juegos tan pequeños es necesario que la comunidad genere más contenido. Para encontrar información sobre un jugador tan valioso e importante como Pierre un aficionado se tiene que adentrar demasiado. Como autor, este es mi granito de arena y espero que os haya gustado.

Nota del autor: la mayoría de jugadas e imágenes han sido extraídas del vídeo promocional que hizo Psyonix previo al Campeonato Mundial. Muy recomendada la visualización del mismo.

Podría interesarte

Europa, tierra de debutantes
Destacadas - LoL
shares93 views
Destacadas - LoL
shares93 views

Europa, tierra de debutantes

FrVonLettow - Feb 16, 2018

Con el paso de los años, el debut de los equipos se ha hecho cada vez más complicado ante el…

H2K confirma la titularidad de Shook esta semana
Actualidad - LoL
shares30 views
Actualidad - LoL
shares30 views

H2K confirma la titularidad de Shook esta semana

FrVonLettow - Feb 16, 2018

Se desconoce quién partirá de titular en la calle central en un quinteto necesitado de victorias si quiere salir de…

Dennis acaba con las especulaciones y el mercado de fichajes
Actualidad - CS:GO
shares28 views
Actualidad - CS:GO
shares28 views

Dennis acaba con las especulaciones y el mercado de fichajes

Pablo Olivares - Feb 16, 2018

El jugador sueco dennis ha sido una incógnita durante todo el periodo de fichajes y finalmente su destino es Ninjas in…