La estrella que se apagó muy pronto: Kronovi

El jugador más mediático de Rocket League y campeón del primer mundial de la historia está de capa caída, pero no fue siempre así

Fotografía: Psyonix

Estar en el momento y en el lugar adecuado. La clave del éxito según muchos, una frase cliché más para otros. Pero para conseguir tal hecho no vale con ser oportunista. Quizás detrás hay horas, días, meses e incluso años de intentos fallidos. Desde el lanzamiento de Rocket League en 2015, toda la comunidad centró sus ojos en un solo jugador que parecía haber cumplido dicha proeza sin haberse dado cuenta: Cameron ‘Kronovi‘ Bills.

Una carrera llena de altibajos en una persona, como él mismo se considera, irregular. A pesar de la percepción global de varios aficionados amateur de Rocket League, Kronovi no es el mejor del mundo ahora mismo. Los últimos dos desastres de G2 Esports hicieron replantear aquellos aspectos que se consideraban ciertos sobre el jugador norteamericano. Pero detrás, hay una historia única. No solo en la escena del videojuego de coches y fútbol, va más allá.

El nacimiento de un ídolo

Rocket League salió a la luz de forma pública el 7 de julio de 2015. La expectación era máxima en un videojuego con mecánicas bastante innovadoras a pesar de tener un predecesor claro: Supersonic Acrobatic Rocket-Empowered Battle-Cars, más conocido como SARPBC. Solo una semana y media más tarde el 1 contra 1 de Kronovi con Gambit se viralizó con más de un millón de visualizaciones en la actualidad. Aunque ahora mismo, muchas jugadas que en aquel momento eran magníficas parecen más amateur que otra cosa.

El 28 de ese mismo mes, en Motherboard ya se publicó un artículo que se tituló The Genius of Cars Playing Soccer Can’t Be Denied TwiceRealmente no hacía referencia al propio Kronovi, pero su nombre aparece hasta 9 veces en el texto y es mencionado como la estrella emergente por su tiempo dedicado a la precuela. Era evidente que, llegase a ser un deporte electrónico o no, Rocket League ya tenía un claro candidato para ser el rey.

La escena de Rocket League competitiva no empezaría hasta finales de ese año. MLG y ESL fueron las principales compañías que comenzaron sus propios proyectos y Kronovi ya se había juntado antes de que saliera el juego con Randy ‘Gibbs‘ Gibbons y Kais ‘SadJunior‘ Zehri para competir en todos los torneos accesibles. En septiembre, Red Bull le hizo una interesante entrevista en la que ya era nombrado como el mejor jugador del mundo. Sus retransmisiones en directo se popularizaban cada vez más en las que a veces se podían ver los propios partidos de su equipo, Cosmic Aftershock.

Kronovi era todavía un chico muy joven que solía jugar partidas después del colegio y quería ser diseñador de videojuegos, pero cuando empezó a ver una salida profesional con Rocket League su vida cambió. Por aquel entonces no estaba totalmente dedicado a Rocket League. Equipos como Kings of Urban, Flipsid3 Tactics o vQ Untethered fueron los que más complicaciones les pusieron en los inicios.

Psyonix no se había pronunciado todavía sobre la escena competitiva. Si bien apoyó muchas iniciativas y cada vez había más torneos, no fue hasta 2016 cuando lanzó su primer clasificatorio abierto a Rocket League Championship Series, más conocida como RLCS. La idea, emular el éxito del formato de League of Legends para un juego en un auge inesperado.

Cenizas y espadas

Dos meses después de los primeros torneos iBUYPOWER decidió apoyar a la escuadra de Kronovi y durante toda la primera temporada compitieron bajo el nombre de iBUYPOWER Cosmic. Arrasaron con todo, pero hubo cambios en la plantilla. Con la entrada de 2016, Gibbs tenía otras intenciones. Quería apoyar más la comunidad y generar contenido así como se volvería comentarista con el tiempo, algo que hace hoy en día en las retransmisiones oficiales. Cody ‘Gambit‘ Dover, aquel jugador contra el que ganó el primer 1 contra 1 popular de la historia de Rocket League, se uniría a las filas de iBUYPOWER Cosmic.

Además, con motivos de la temporada que se veía venir de RLCS, SadJunior dejó la organización para dar paso a Brandon ‘Lachinio‘ Lachin. El que no se movía era Kronovi, la estrella indiscutible del equipo pero que siempre estuvo rodeado de compañeros con carisma y que sabían jugar a su estilo. La temporada inicial fue un abuso: primeros en grupos y en playoffs, iBUYPOWER Cosmic consiguió dominar el continente americano.

Kronovi celebra la victoria en el mundial con sus compañeros de iBUYPOWER Cosmic

Kronovi celebra la victoria en el mundial con sus compañeros de iBUYPOWER Cosmic. Fotografía: Psyonix

Pero los problemas de salud afectaron a Gambit y no pudo estar durante toda la segunda fase. Con el reemplazo de Ted ‘0ver Zer0‘ Keil, el equipo bajó su nivel. Aunque Kronovi individualmente seguía pareciendo dar lo máximo que podía, el barco se hundía. El quinto puesto en la fase regular no les clasificó para los playoffs, pero por el éxito anterior el acceso al mundial estaba asegurado.

Los Angeles observaría el mejor momento de la carrera de Kronovi y de su equipo. Como tercer equipo después de Kings of Urban y Exodus, los europeos llegaban muy fuertes. Flipsid3 Tactics y Northern Gaming eran favoritos y se ha podido ver con el tiempo que no era casualidad: los dos han sido los campeones del mundo en la segunda y tercera temporada respectivamente.

Pero en esa etapa de Rocket League, la espectacularidad y el nivel individual todavía tenía más importancia. Uno tras otro, Kronovi fue acabando con sus rivales. En primera ronda dio la campanada al vencer a Flipsid3 Tactics y luego The Flying Dutchmen no tuvieron ninguna oportunidad. Northern Gaming cayó en una final del bracket de ganadores bastante emocionante y finalmente iBUYPOWER Cosmic se reencontraría con Flipsid3 Tactics por el título del mundo.

Kronovi no decepcionó. El título de mejor jugador del mundo también tenía que ser algo de equipo y iBUYPOWER Cosmic se coronó como la mejor escuadra sobre la faz de la tierra de Rocket League. En el último partido de la serie sacó galones con un hattrick que será difícil de olvidar.

Una historia sin final feliz

No todo acaba igual que empieza. Por muchas Gfnity, Dreamhack Austin y ESL Go4RL que pasaran, el que fue iBUYPOWER Cosmic se desinfló. La adquisición por parte de G2 Esports del trío maravilla norteamericano no tuvo éxito. En septiembre del año pasado, la organización madrileña dio uno de los bombazos en la escena al coger al mejor equipo del mundo en aquella época, pero la bajada sin frenos fue totalmente inesperada.

En la segunda temporada, el grupo se mantuvo. Con una breve aparición de Gambit de nuevo en GamerSaloon, las esperanzas de volver a ver jugar a uno de los jugadores que instauraron la buena racha del equipo crecieron, pero se desvaneció pronto y los tres jugadores que habían ganado el mundial se mantuvieron juntos.

Pero la séptima posición en la fase regular de la RLCS los condenó. G2 Esports solo consiguió dos rácanas victorias contra VindicatorGG y Deception. Mientras que el resto de las organizaciones mejoraron, ellos se estancaron en una viral de malos resultados. Kronovi indicó en una entrevista para G2 Esports que la falta de práctica y sobreconfianza fue muy perjudicial para el equipo.

Eran conscientes de que algo no estaba funcionando. Europa cada vez de distanciaba más, como se pudo ver en la victoria de Flipsid3 Tactics en aquel año. Quizás el nivel individual no era lo que le fallaba a Kronovi, pero su predilección por su retransmisión personal, marca y contenido parecía ser una salida más que viable para el jugador. Al final, esto también es un negocio.

No obstante, Cameron es un jugador competitivo. Lo dejó muy claro: en la tercera temporada de RLCS querían volver a ser uno de los mejores equipos. Desde la humildad, eso sí. Kronovi sabía que la plantilla tenía que cambiar. Después de muchas pruebas, al final Jacob ‘JKnaps‘ Knapman y Dillon ‘Rizzo‘ Rizzo le acompañarían en esta nueva aventura.

¿Funcionó? No. Ni de cerca. Si bien en la tercera edición al menos no quedaron séptimos y pudieron ir a los playoffs, su fase regular transmitía malas sensaciones. Quedaron terceros, pero empatados a puntos con otros tres equipos y a bastante distancia de NRG Esports. A la hora de la verdad se jugaban la clasificación al mundial en los cuartos de final contra Denial Esports y cayeron en una serie fatídica 4 a 3.

Kronovi comentó en su día que la actual plantilla parecía ser mejor de forma online pero que quizás en LAN tendrían que transicionar. Pues bien, ni siquiera llegaron a esta fase presencial. El americano se encontró en un momento de su carrera en la que la desolación le pudo llevar a cambiar su perspectiva sobre el juego.

Pero Psyonix decidió invitarlo para que colaborase en la retransmisión y se notó el apoyo de la comunidad. Esas mismas personas que le vieron crecer pudieron disfrutar de un partido de exhibición que juntó una vez más a Gibbs, SadJunior y Kronovi sobre el escenario, es decir, Cosmic Aftershock. A día de hoy no es más que un recuerdo de una mejor época, pero también una ilusión para que el mejor Kronovi vuelva.

Podría interesarte

New York Excelsior presenta a su equipo academia para Overwatch Contenders
Actualidad - OW
shares4 views
Actualidad - OW
shares4 views

New York Excelsior presenta a su equipo academia para Overwatch Contenders

Juan Garro - Feb 21, 2018

XL2 Academy, el conjunto filial de la franquicia neoyorquina, anuncia una alineación de seis miembros, cuatro norteamericanos, un canadiense y…

Street Gaming volverá a las calles de Valencia el próximo 23 y 24 de febrero
Actualidad - Otros
shares42 views
Actualidad - Otros
shares42 views

Street Gaming volverá a las calles de Valencia el próximo 23 y 24 de febrero

FrVonLettow - Feb 21, 2018

El circuito de eventos sobre deportes electrónicos y videojuegos estará presente en el centro comercial de Nuevo Centro de la…

KIYF eSports inicia su proyecto de eRacing junto a Dani Clos
Actualidad - Otros
shares47 views
Actualidad - Otros
shares47 views

KIYF eSports inicia su proyecto de eRacing junto a Dani Clos

FrVonLettow - Feb 21, 2018

Una de las escuadras más reconocidas del panorama español salta al mundo del motor en los deportes electrónicos (más…)