Es hora de honrar también a los que mueren en la orilla y no son reconocidos por los grandes focos

Fotografías originales: C. Young-Wolff | Riot Games

Muchas series son ganadas por el mejor equipo, pero no por el mejor jugador. Basta ya de la tiranía de los vencedores, que son los que escriben la historia. En muchas ocasiones los mayores eruditos caen con los perdedores y en una pieza de este estilo no podía dejar pasar la referencia de los genios granadinos que huyeron de la península ibérica o los tecnócratas bizantinos que fueron a parar a Italia en 1453.

De vuelva con lo que importa, League of Legends. Estos cuartos de final fueron extraños, atípicos y por ello entretenidos. No hicieron justicia para cuatro jugadores que se han vuelto a sus respectivos países, pero quedaron en los ojos de la comunidad. Además, en uno de los casos ese jugador fue claro merecedor del MVP (Most Valuable Player) a pesar de no conseguir su objetivo.

Gwak ‘Bdd‘ Bo-seong

Longzhu BDD en el Campeonato Mundial 2017

El futuro de la calle central coreana está asegurado. Fotografía: C. Young-Wolff | Riot Games

El medio de Longzhu Gaming está llamado a ser uno de los mejores jugadores de Corea y eso es mucho decir. A pesar de que el titán del Campeonato Mundial cayó en cuartos de final, la actuación del joven de 18 años fue mucho mejor que la de su equipo. Bdd fue la única esperanza de una posible remontada, pero al final tanto desde la jungla como en el cómputo global Samsung Galaxy pudo frenar su amenaza.

En dos de las tres partidas de la serie Lee ‘Crown‘ Min-ho cedió toda la presión en la fase de calles y Kang ‘Ambition‘ Chan-yong tuvo que centrar su punto de mira en la parte central de la Grieta del Invocador. Con Syndra, Bdd no perdió prácticamente ningún intercambio de daño y la adquisición de súbditos llegó a estar 30 súbditos por encima de su rival. Incluso consiguió un asesinato en un puro uno contra uno.

Aunque en la segunda partida también ganó el control con Orianna, en esta ocasión Ambition sí fue más efectivo en sus emboscadas. Bdd mostró algún que otro defecto al no saber leer las intenciones de su rival, pero sin duda fue el mejor de su equipo. Muchos creen que mecánicamente ya está a un nivel igual o mayor que Lee ‘Faker‘ Sang-hyeok, pero aun así la capacidad del dios de League of Legends de remontar cualquier partida es algo que Bdd carece.

Lee ‘IgNaR‘ Dong-geun

MSF Ignar en el Campeonato Mundial 2017

El mejor jugador del equipo occidental que más difícil le ha puesto una serie a SK Telecom T1. Fotografía: C. Young-Wolff | Riot Games

Si hay un jugador que se mereció el título de MVP a pesar de haber perdido su equipo, ese es IgNar. No solo fue el hombre de la serie por sus actuaciones, sino también por su trascendencia en el resto del torneo. Su innovación en términos de campeones e Incensario Ardiente es algo que se recordará con el tiempo y dentro de varios años se verá con nostalgia y añoranza.

IgNar renunció a lo establecido y sacó a pasear a Blitzcrank, Leona con Fervor de Combate, Alistar y Thresh. En un contexto donde Janna y Lulu son casi selecciones obligatorias, el coreano de Misfits dañó profundamente en las heridas de SK Telecom T1 y controló el tempo absoluto en dos de las tres partidas. Su amenaza real con ganchos sobre las filas enemigos hizo ceder muchos objetivos neutrales a la organización coreana.

El impacto de IgNar se merecería un artículo propio que midiese en detalle su actuación en las partidas. Pero ese detalle a nivel uno en la calle inferior de la tercera partida puede no ser tan espectacular, pero quedará como una declaración de intenciones. Misfits salió a ganar a SK Telecom T1, no a perder, e IgNar fue la representación en vivo de esas intenciones. Si bien siempre se le ha considerado un jugador muy apto en Europa, la percepción de la comunidad sobre el coreano ha cambiado de forma drástica.

Paul ‘Soaz‘ Boyer

Fnatic Soaz en el Campeonato Mundial 2017

De villano a héroe en cuestión de dos semanas. Fotografía: C. Young-Wolff | Riot Games

El más criticado. El odiado. El consumido. La sombra de Martin ‘Rekkles‘ Larsson ante las cámaras. Pero el mejor, por mucho que digan. Soaz fue la mayor esperanza de Fnatic contra Royal Never Give Up. El equipo chino, con una composición de ensueño, cedió la única partida de la serie por el Gnar del francés. Lo que a día de hoy todavía se preguntan muchos es qué hubiera pasado si Fnatic destinase de forma habitual recursos a la calle superior en vez de hacerlo solo ocasionalmente.

RNG tenía Galio y Jarvan además de Kog’Maw. Sacaban ventaja en el marcador y metieron varios combos perfectos en batallas grupales. Pero con lo que no contaban es que Soaz ni siquiera necesitaba luchar para ganar la partida. El genio europeo se dedicó a alejar a varios campeones rivales y hacerles daño a distancia para ganar la partida. Ganó mucho tiempo cuando fue necesario y metió presión con un posible backdoor tan clásico en la organización.

Pero también cambió su actitud. Si bien en la primera semana del Campeonato Mundial se veían tuits negativos en el jugador, después de la serie contra Royal Never Give Up el francés se mostró positivo sobre los errores cometidos de cara a la próxima temporada y sobre la respuesta de sus compañeros. Su experiencia es un valor incalculable en escenarios como este y sería una derrota para todo el continente que se retirase.

Nicolaj ‘Jensen‘ Jensen

Cloud9 Jensen en el Campeonato Mundial 2017

Jensen lleva siendo de lo más rescatable de Occidente y no se le da el crédito que merece. Fotografía: C. Young-Wolff | Riot Games

El medio danés de Cloud9 es el futuro de Europa y América. Muchos ojos se centran en otros jugadores de su misma posición y región. Es probable que en el cómputo global, algunos de ellos sean mejores. Pero el talento base que desprende Jensen no lo tiene ningún otro jugador de Occidente. Quizás alguno considera esto una exageración, pero lo demostró con creces contra Team WE el pasado domingo.

Aunque Su ‘xiye‘ Han-Wei tuvo una genial actuación con Jayce, en el cómputo global Jensen salió mejor parado del enfrentamiento. En las partidas en las que Cloud9 se encontraba mal parado su Orianna salió a la luz. El miedo de su contrincante a ser cazado por una Onda de Choque sirvió de poco, puesto que cayeron varias que no pudieron ser predecidas. Además se permitió el lujo de sorprender con Aurelion Sol y llevar su ventaja en la prioridad de medio a otras calles a pesar de perder la partida posteriormente.

Pero el detalle más interesante de la serie fue con Taliyah. Su posicionamiento para realizar el Muro de la Tejedora y controlar los objetivos neutrales hizo imposible la remontada de Team WE. Con total seguridad: Jin ‘Mystic‘ Seong-jun pasó más miedo con sus campeones inmóviles que ningún otro jugador de su equipo por el control de masas en los campeones de Jensen.

Podría interesarte

Previa semanal: vuelve la tempestad
Actualidad - LoL
shares1135 views
Actualidad - LoL
shares1135 views

Previa semanal: vuelve la tempestad

FrVonLettow - Feb 19, 2018

Partidazos en todas las regiones animan el ambiente de mitad de temporada. Los dos mejores de Corea, China y Europa,…

SK Telecom T1 finaliza su plantilla de 10 jugadores con Pirean y Leo
Actualidad - LoL
shares69 views
Actualidad - LoL
shares69 views

SK Telecom T1 finaliza su plantilla de 10 jugadores con Pirean y Leo

FrVonLettow - Feb 19, 2018

El exjugador de Phoenix1 y Team EnVyUs será suplente en la mejor organización histórica de su país de origen (más…)

Europa, tierra de debutantes
Destacadas - LoL
shares104 views
Destacadas - LoL
shares104 views

Europa, tierra de debutantes

FrVonLettow - Feb 16, 2018

Con el paso de los años, el debut de los equipos se ha hecho cada vez más complicado ante el…